Besarzid ®

Detalle
  • Línea:Cardiovascular
  • Principio activo:Irbesartán + hidroclorotiazida
  • Presentación:Cajas por 30 tabletas
  • Venta:Medicamento de prescripción médica
  • BESARZID® está indicado en el tratamiento de la hipertensión arterial moderada a severa. Puede usarse solo o en combinación con otros antihipertensivos.
    Si la presión arterial no se controla apropiadamente con BESARZID® solo a dosis máximas, puede adicionarse otro medicamento antihipertensivo (v. gr. un bloqueador del canal de calcio de acción larga o un bloqueador beta-adrenérgico).
    No se recomiendan dosis superiores a 300 mg. de irbesartán y 25 mg. de hidroclorotiazida por día.
  • Embarazo , lactancia, Insuficiencia renal severa, Hipopotasemia refractaria, Hiperkalemia, Insuficiencia hepática grave,Cirrosis biliar, Colestasis.
  • Ninguna
  • Conservación:Almacénese a temperaturas inferiores a 25º C
Propiedades y mecanismos de acción

La hidroclorotiazida es un diurético con efectos natriuréticos y antihipertensivos. No se conoce completamente el mecanismo del efecto antihipertensivo de la hidroclorotiazida. Las tiazidas actúan sobre el mecanismo tubular renal de reabsorción de electrolitos, aumentando la excreción de sodio y cloruros en cantidades aproximadamente equivalentes. La natriuresis ocasiona una pérdida secundaria de potasio y bicarbonato. La hidroclorotiazida incrementa la actividad de la renina plasmática, aumenta la secreción de aldosterona y disminuye el potasio sérico.

Irbesartán es un antagonista no peptídico, irreversible, específico y selectivo (10 veces más que losartán) de los receptores de angiotensina II (subtipo AT1) localizados en la musculatura lisa de las paredes vasculares arteriales. Irbesartán no inhibe las enzimas del sistema renina-angiotensina (renina ni la enzima convertidora de angiotensina [ECA]), ni afecta otros receptores de hormonas o canales iónicos involucrados en la regulación cardiovascular de la presión arterial y la homeostasis del sodio. Los niveles de potasio sérico no se afectan significativamente con las dosis recomendadas.

Irbesartán no tiene efectos notorios sobre el colesterol, triglicéridos, la glucosa o el ácido úrico séricos. No tiene efecto sobre excreción urinaria del ácido úrico. No requiere activación metabólica para su acción. La coadministración de un antagonista del receptor de angiotensina II tiende a revertir la pérdida de potasio asociada con los diuréticos tiazídicos.

Concentraciones